Un año más, el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) ha puesto en marcha un cupo para retirar del mercado hasta 30.000 toneladas de frutas de hueso: melocotones, nectarinas, paraguayas, platerinas y melocotón plano, que serán transformadas en zumo, con la expectativa de que esta decisión contribuya al equilibrio entre oferta y demanda debido a la caída de precios en el mercado de este tipo de fruta de hueso, ante un complicado inicio de la campaña 2019.

La medida consiste en la retirada de estas frutas por parte de las organizaciones de productores de los productores de frutas y hortalizas para su entrega a la industria en nombre de la Federación Española de Bancos de Alimentos. Previamente a esta retirada, FESBAL ha cerrado contratos con la industria del sector para obtener zumo. Una parte de la cantidad entregada se utilizará como pago en especie por los gastos de transformación y envasado del zumo.

Una terminada la campaña de retirada y transformación de la fruta y envasado del zumo, FESBAL lo distribuirá gratuitamente entre los 55 bancos de alimentos federados, que a su vez lo harán llegar a las entidades benéficas de reparto para su entrega a las familias más desfavorecidas.

Según la resolución publicada por el FEGA, el pasado 31 de mayo, el mecanismo estará abierto hasta el 30 de septiembre de este año y prevé la transformación con pago en especie de 30.000 toneladas de las citadas frutas de hueso; y contará con una financiación, en el marco de los programas operativos de las organizaciones de productores de frutas y hortalizas (OPFH), que podría superar los 14,3 millones de euros.

La retirada de las 30.000 toneladas de frutas de hueso se repartirá así:

  • Del 10 de junio al 30 de junio se podrán notificar un máximo de 8.000 toneladas
  • Del 1 de julio al 31 de julio hasta 12.000 toneladas
  • Del 1 de agosto al 30 de septiembre hasta 10.000 toneladas

Desde la patronal empresarial de productores y exportadores de frutas y hortalizas, FEPEX, se valora muy positivamente esta medida, «porque contribuirá a dar fortaleza al mercado y a prevenir y a corregir posibles perturbaciones en el transcurso de la misma, evitando la acumulación de stocks en un sector muy vulnerable por el carácter fuertemente perecedero de la fruta de hueso.»

Otras organizaciones, como la valenciana La Unió de Llauradors, denuncian que los bajos precios de la fruta de verano se sitúan de media un 60% más bajos que en la anterior campaña, de acuerdo a la comparativa con los precios oficiales semanales, mientras que en los lineales de los supermercados las cotizaciones se pueden multiplicar hasta por cinco en muchos casos. En ese sentido, esta organización agraria reclama a las Administraciones públicas que investiguen si se están efectuando prácticas abusivas en el sector de la fruta de verano y reclama las medidas de gestión de crisis contempladas en la legislación europea y que ya fueron aplicadas en anteriores campañas, como es la retirada de los excedentes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>