Un impacto muy notable ha tenido, en los medios informativos impresos y electrónicos, el contenido de la información facilitada por la Federación Española de Bancos de Alimentos (FESBAL) y Cruz Roja Española sobre la importante disminución de fondos que la Unión Europea dedica al "Programa de Ayuda a los Más Desfavorecidos" (PEAD) a raíz de una sentencia del Tribunal Europeo de Luxemburgo, dictada a petición de Alemania, por la que solo se facilitarán fondos para compra de exedentes alimentarios cuando estos existan. Hasta ahora, en caso de no producirse excedentes de productos alimenticios básicos, los recursos disponibles se utilizaban para adquirir productos básicos en el mercado para dedicarlos a la ayuda alimentaria de los más necesitados.

En el caso de España esos fondos están administrador por el Fondo Español de Garantía Agraria y son distribuidos por Cruz Roja y los 52 Bancos de Alimentos federados en FESBAL.

La rueda de prensa, convocada por Cruz Roja y FESBAL conjuntamente, facilitó a los medios un comunicado al que también se adhirió Cáritas España.

 

Leopoldo Pérez, José Antonio Busto  durante la rueda de prensa celebrada en la Biblioteca de la Asociación de la Prensa de Madrid

El texto del comunicado de prensa, firmado por  el secretario general de Cáritas Sebastián Mora      Leopoldo Pérez secretario general de la Cruz Roja de ESpaña y por  José Antonio Busto, presidente de FESBAL, es el siguiente:

MILLONES DE POBRES EN EUROPA PERDERÁN LA AYUDA ALIMENTARIA
Una sentencia del Tribunal de Justicia de la UE, a peticion de Alemania, cambia el (Programa Europeo de Ayuda a los más Desfavorecidos (PEAD)

Millones de pobres de toda Europa sufrirán los efectos negativos  de la sentencia de la Corte Europea de 13 de abril del 2011, por la que, a petición de Alemania,  se limita a  los excedentes, si los hay,  los alimentos destinados al Programa Europeo de Ayuda a los más Necesitados (PEAD)
Cruz Roja Española, Cáritas Española y la Federación Española de Bancos de Alimentos están seriamente preocupados por las  consecuencias de  esta sentencia  que significará un retroceso muy importante en la lucha contra la exclusión social en Europa si el PEAD no se sustituye por alguna medida estable.
Hasta el año 2011 la Dirección General de Agricultura de la U.E.  había fijado un presupuesto para toda Europa en unos 500 Millones de Euros que se distribuían entre los diferentes estados que lo solicitaban y con ellos se compraban los excedentes que más tarde servían de base para la elaboración de artículos de primera necesidad destinados a luchar contra la exclusión social mediante la ayuda a la alimentación de personas necesitadas. Si en algún momento los excedentes eran inferiores a la dotación establecida, se procedía a la compra de alimentos que se destinaban a esa finalidad.
La resolución de ese tribunal, dictada a instancias del Gobierno alemán,  establece que no se podrán comprar más alimentos que los correspondientes a los excedentes. Esto puede suponer una reducción muy importante en la cantidad de alimentos que se distribuirán en el próximo año y sucesivos si no se encuentran otras fuentes de aprovisionamiento o se establece un nuevo programa europeo  que sustituya al que ha sido modificado.
Durante este año 2011, en España se distribuirán, gracias al programa PEAD en vigor, 130.000 Toneladas entre un total aproximado de 1.700.000 personas en números redondos.
Se estima que para el año 2012 la reducción ocasionada en el volumen de alimentos, a causa de la citada sentencia, podría reducirse hasta un 75 % de la cifra de 2011, es decir solo se dispondría de unas 33.000 toneladas.
La situación se volvería muy delicada sobre todo si se tiene en cuenta que el número de personas necesitadas que solicitan ayuda no deja de aumentar.
La situación en otros países de Europa no es mejor. No puede ignorarse que 79 millones de personas en todo el continente viven por debajo del umbral de la pobreza y que de ellas 30 millones sufren malnutrición. En ciertos países de reciente incorporación a la UE, los alimentos procedentes del PEAD, representan casi un noventa por ciento del total repartido por los Bancos de Alimentos entre los más necesitados.
Si no se sustituye el PEAD por algún nuevo programa que dé estabilidad a la ayuda alimentaria, la decisión de la Corte Europea supondrá desde el año próximo  un duro golpe para los necesitados.

      
                                 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>